Do A Nice Thing For Your Future Self


Image of the WeekHaz algo agradable para tu yo futuro
--por Elizabeth Gilbert

Crecí en una pequeña granja familiar, con plantas y animales que necesitaban cuidados constantes, así que las vacaciones eran algo raro. Pero un verano, mis padres convencieron al vecino para que atendiese a nuestras cabras y pollos mientras nosotros íbamos a la playa durante una semana entera. La mañana de la partida, mi madre quitó las sábanas de su cama, las lavó, secó y volvió a hacer la cama perfectamente como si la estuviera preparando para un@ invitad@. Yo estaba desconcertada. Nadie iba a visitarnos mientras estuviésemos fuera; ¿Por qué pasar tanto tiempo y dificultades?

"Ah", explicó mi madre, cuando le pregunté por qué se había molestado, "esto es solo un pequeño regalo que le estoy haciendo a mi yo futuro". De esta manera, cuando llegue a casa cansada y exhausta al final de las vacaciones, ella tendrá el regalo de la frescura, sábanas limpias esperándole para darle la bienvenida a su propia cama.”

"Ella", había dicho mi madre, no "yo". Me llamó la atención que sintiera una especie de bondad amistosa hacia la persona que sería en el futuro. El yo actual de mi madre claramente creía que la extraña en que se convertiría la próxima semana se merecía amor. Este regalo de la cama limpia no fue un acto insignificante: fue un apretón de manos consciente de afecto en el tiempo, una forma de conectar a la mujer de este momento con la mujer del futuro.
Nunca he olvidado esa lección.

Se nos dice que seamos amables y generosos con nosotr@s mism@s, pero no siempre es fácil. A menudo no nos sentimos merecedores. A menudo no actuamos buscando nuestro mayor interés en el caos del momento presente, negándonos a nosotr@s mism@s la ternura amorosa. Nos miramos en el espejo y pensamos en cada cosa tonta que hemos hecho o dicho hoy, y decidimos: "Bueno, ahí está una pésima basura humana". Luego viene el castigo, que puede ir desde atracones de comida hasta hablar del abuso de otras personas o escaquearse de los impuestos. Cuando te odias tanto, ¿por qué harías tu cama alguna vez? Básicamente eres un perro inútil que no merece nada mejor que dormir en una pila de harapos húmedos.
¿Pero qué pasa con la persona en que te convertirás dentro de una semana? ¿O un mes?¿O un año? ¿Qué hay de ese/a inocente extrañ@? ¿Qué hizo mal en el pasado? ¿Qué pasaría si pudieras considerar a tu yo futuro como un@ visitante dign@ de afecto y simpatía? ¿Qué pasaría si todos los días intentases pensar en el hermoso regalo que podrías ofrecerle- algo que le hiciese sentir bienvenid@ y segur@ cuando finalmente aparezca?

Puede ser un gesto tan pequeño como usar hilo dental (una tarea aburrida que no soy capaz de hacer a menos que empiece diciéndome: "¡Este es para ti, futura Liz!"), o un gesto tan grande como dejar de fumar o salir de una relación tóxica porque no quieres que tu yo futuro sufra tanto como tú estás sufriendo en el presente.

Si no puedes hacer algo bueno por ti, ¿podrías hacer algo bueno por él/ ella? Ese/a extrañ@ misterios@ e inocente algún día tendrá que vivir en el mundo que estás creando para él/ella hoy. En otras palabras, tú eres quien hace la cama, pero él/ella es la quien se acostará en ella. Así que sé amable con él/ella hoy. Sé amable con él/ella todos los días.
Recuerda: Tú eres el/ la mejor amig@ que tiene.

Preguntas semilla para reflexionar: ¿Cómo te relacionas con la idea de que eres el/la mejor amig@ que tiene tu ser futuro? ¿Puedes compartir una historia personal? ¿Qué te ayuda a mantenerte enraizad@ en el afecto y la simpatía hacia tu ser futuro?

Elizabeth Gilbert es una autora estadounidense cuya obra mejor conocida son sus memorias: “Come, Reza, Ama”.
 

Elizabeth Gilbert is an American author best known for her memoir Eat, Pray, Love. Excerpted from here.


Add Your Reflection

26 Past Reflections