The Practice Of Soft Eyes


Image of the Week
La práctica de los ojos suaves
--por Parker Palmer


En un paisaje sagrado, con sus complejidades y circonvoluciones, la sorpresa es un compañero constante: está a la vuelta de la esquina o escondida en el siguiente valle, y aunque a veces nos sobresalta, a menudo nos deleita. Pero en las llanuras de un mundo desacralizado, donde nos acostumbramos a ver que las cosas se nos acercan mucho antes de que lleguen, la sorpresa no es esperable ni bienvenida. Cuando surge repentinamente, aparentemente de la nada, nos invade el miedo e incluso podemos responder con violencia. [...]
Es posible responder de manera diferente a las sorpresas, para permitir que una nueva idea genere otra en nosotros, un proceso que a veces se llama pensar. Pero en una cultura aplastada, desacralizada, pensar no es lo que sucede cuando nos pillan -o amenazan- por sorpresa. En cambio, nos defendemos reflexivamente alcanzando un arma que sabemos usar, una vieja idea cuyo uso dominamos hace mucho tiempo. […]
Este reflejo tiene sus raíces en un millón de años de evolución, por lo que puede parecer inexorable. Sin embargo, hay algunas pruebas fisiológicas de que este no necesita ser el caso. Normalmente, cuando somos tomados por sorpresa, hay un estrechamiento repentino de nuestra periferia visual que agrava la respuesta de lucha o huida, un enfoque intenso, temeroso y autodefensivo del "ojo de garra" que está asociado con el combate físico e intelectual. Pero en el arte de la autodefensa japonesa del aikido, este estrechamiento visual es contrarrestado por una práctica llamada "ojos suaves", en la que uno aprende a ensanchar su periferia, para abarcar más del mundo.

Si le presentas un estímulo repentino a una persona no preparada, los ojos se estrechan y aparece el síndrome de lucha o huida. Pero si entrenas a una persona a practicar ojos suaves, y luego le das el mismo estímulo, el reflejo a menudo se trasciende. Esta persona se volverá hacia el estímulo, lo asimilará y luego dará una respuesta más auténtica, como pensar un nuevo pensamiento.

Los ojos suaves, me parece, es una imagen evocadora de lo que sucede cuando contemplamos la realidad sagrada. Ahora nuestros ojos están abiertos y receptivos, capaces de apreciar la grandeza del mundo y la gracia de las grandes cosas. Con los ojos muy abiertos y maravillados, ya no necesitamos resistir ni correr cuando nos sorprenden. Ahora podemos abrirnos al gran misterio.



Preguntas semilla para la reflexión: ¿Qué significa tener "ojos suaves" para ti? ¿Puedes compartir una experiencia personal en una vez que contrarrestaste el estrechamiento visual ampliando tu periferia? ¿Qué te ayuda a desarrollar ojos suaves?



Parker Palmer de ‘El Coraje de Enseñar’.
 

 Parker Palmer from The Courage to Teach.


Add Your Reflection

18 Past Reflections