The Messiah Is One Of Us

Author
Megan McKenna
602 words, 18K views, 10 comments

Image of the WeekEl Mesías es uno de nosotros
--por Megan McKenna
Había una vez un sabio abad de un monasterio que era amigo de un rabino igualmente sabio. Esto era en el viejo país, hace mucho tiempo, cuando los tiempos siempre eran duros, pero en ese momento eran aún peores. La comunidad del abad estaba disminuyendo, y la vida de fe de sus monjes era temerosa, débil y ansiosa. Fue hacia su amigo y lloró. Su amigo, el rabino, lo consoló y le dijo "hay algo que debes saber, mi hermano". Hace tiempo que sabemos en la comunidad judía que el Mesías es uno de ustedes ".
"¿Qué?", exclamó el abad, "¿El Mesías es uno de nosotros? ¿Cómo puede ser eso?"
Pero el rabino insistió en que así era, y el abad regresó a su monasterio preguntándose y orando, consolado y emocionado. Una vez de regreso al monasterio, pasó cerca de un monje y se preguntó si él era el elegido. Se sentó en la capilla, a rezar, oía una voz, miraba atentamente una cara y se preguntaba si era ese. El abad siempre había sido amable, pero ahora comenzó a tratar a todos sus hermanos con profunda amabilidad y admiración, un respeto aún más profundo, incluso reverencia. Pronto todos se dieron cuenta. Uno de los otros hermanos se le acercó y le preguntó qué le había pasado.
Al fin le convenció y el abad le dijo lo que el rabino había dicho. Pronto el otro monje estaba mirando a sus hermanos de manera diferente, con un respeto y una curiosidad más profundos. La noticia se extendió rápidamente: el Mesías es uno de nosotros. El monasterio de repente estuvo lleno de vida, adoración, amor y gracia. La vida de oración era rica y apasionada, dedicada, [...] y los servicios eran vivos y vibrantes. Pronto los aldeanos de los pueblos cercanos empezaron a acudir a los servicios, escuchando y mirando atentamente, y muchos se unieron a la comunidad de monjes. Después del noviciado, cuando hicieron sus votos, se les dijo el misterio, la verdad en que se basaba su vida, la fuente de su fortaleza, la riqueza de su vida en común: El Mesías es uno de nosotros.
El monasterio creció y se expandió casa por casa, y los monjes crecieron en sabiduría y gracia unos ante otros y ante los ojos de Dios. Y todavía dicen que si tropiezas con este lugar donde hay vida, esperanza, bondad y misericordia, el secreto es el mismo: el Mesías es uno de nosotros.

Preguntas semilla para la reflexión: ¿Cómo te relacionas con la noción de que los espacios de esperanza y bondad están relacionados con cuán profundamente nos vemos? ¿Puedes compartir una historia personal de alguna vez que viste a otros con una posibilidad profunda o que alguien te viera a ti de esa manera? ¿Qué te ayuda a practicar ver lo profundo en los demás?
Extraído de: Mary: Shadow of Grace, de Megan McKenna.
 

Excerpted from Mary: Shadow of Grace by Megan McKenna.


Add Your Reflection

10 Past Reflections