Unattainable Goal of Peace

Author
Aung San Suu Kyi
471 words, 1903K views, 13 comments

Image of the WeekEL OBJETIVO INALCANZABLE DE LA PAZ

La paz de nuestro mundo exige unión. Siempre que en algún lugar haya energías negativas que prevalezcan sobre las positivas, estamos en peligro. Ante la pregunta de si es posible acabar con todas las fuerzas negativas, la respuesta simplemente es: ‘¡No!’ Tanto lo positivo como lo negativo forma parte de la naturaleza humana. Sin embargo, el humano también tiene la capacidad de trabajar para reforzar lo positivo y reducir el impacto o neutralizar lo negativo. La paz absoluta es un objetivo inalcanzable en nuestro mundo. Pero debemos continuar nuestro viaje con los ojos puestos en esa dirección, de la misma manera que el viajero en el desierto no aparta su mirada de la única estrella que le guiará hacia la salvación. Incluso si no alcanzamos la paz perfecta en la Tierra, ya que la paz perfecta no pertenece a este planeta, los esfuerzos conjuntos para alcanzarla servirán para unir a individuos y naciones en lealtad y amistad, ayudando a construir una comunidad humana más amable y confiable.

He utilizado la expresión ‘más amable’ tras haberle dado muchas vueltas; yo diría que durante muchos años. De todos los regalos que la adversidad me trajo, que reconozco no han sido muchos, el más dulce y valioso para mí ha sido la lección que he aprendido sobre el valor de la amabilidad. Cada gesto amable que recibí, fuera este grande o pequeño, me convenció de que en nuestro mundo siempre habrá lugar para un poco más de amabilidad. Ser amable significa reaccionar con sensibilidad y calor humano a los anhelos y necesidades de los demás. Incluso el gesto amable más insignificante es capaz de aligerar la carga a un corazón apesadumbrado. La amabilidad tiene el poder de cambiar la vida de las personas (...)

Básicamente nuestro propósito debe ser el de crear un mundo donde no haya personas desplazadas, o sin hogar, o sin esperanza; un mundo en el que cada rincón sea un verdadero
santuario donde sus moradores tengan la libertad y los recursos para vivir en paz. Cada uno de los pensamientos, palabras y actos de signo positivo e íntegro, se suman para contribuir a crear paz. Y cada uno de nosotros tiene el poder de aportar su granito de arena. Juntemos nuestras manos para construir un mundo pacífico donde podamos dormir despreocupados y despertar felices.

-- Aung San Suu Kyi, al recibir el Premio Nobel de la Paz en 2012


Add Your Reflection

13 Past Reflections