Intentions Are Seeds

Author
Gil Fronsdal
412 words, 12K views, 4 comments

Image of the WeekLas Intenciones Son Semillas
por Gil
Fronsdal


Aunque nuestras actividades tienen consecuencias en ambos mundos, el externo y el interno, la felicidad y la libertad pertenecen al mundo interior de nuestras intenciones y predisposiciones […] Estar consciente nos pone en un lugar donde nuestra elección es posible. Entre más conscientes estemos de nuestras intenciones, mayor será nuestra libertad de elegir. Las personas que no ven sus opciones no creen que tienen opciones. Ellos tienden a responder automáticamente influenciados ciegamente por sus circunstancias y condicionamientos. Como al estar conscientes nos ayuda a notar nuestros impulsos antes de actuar, esto nos da la oportunidad de decidir si vamos a actuar y cómo lo vamos a hacer.

Cada momento de mente involucra una intención. Esto sugiere la sutileza de los fenómenos con los cuales las opciones operan en nuestras vidas. Poc@s de nosotr@s mantenemos nuestros cuerpos quietos, excepto (y no siempre) cuando meditamos o dormimos. Cada uno de los movimientos constantes de nuestros brazos, manos y piernas es percibido por un impulso de nuestra propia voluntad y que normalmente no lo notamos. Las intenciones están presentes aún en estas decisiones que parecen diminutas e inadvertidas, como cuando dirigimos nuestra atención a algo o los pensamientos seguimos. Así como las gotas de agua que tarde o temprano llenarán la tina, así la acumulación de estas pequeñas elecciones esculpirá quienes somos.

Nuestras intenciones (las notemos o no, burdas o sutiles) contribuyen a nuestro sufrimiento o a nuestra felicidad. A veces, las intenciones son llamadas semillas. El jardín que cultivas depende de la semillas que plantes y riegues. Mucho después de haber hecho una acción, la traza o el momentum de la intención dejada atrás queda como una semilla, condicionando nuestro felicidad o infelicidad futuras. Si regamos las intenciones de avaricia u odio, su sufrimiento inherente germinará en ambos momentos, cuando actuemos en ellas y cuando en el futuro se manifiesten en la forma de hábitos reforzados, tensiones y memorias dolorosas. Si nutrimos a las intenciones de amor y generosidad, la felicidad y la apertura inherentes de esos estados se convertirán en una parte más frecuente de nuestra vida.


Add Your Reflection

4 Past Reflections