Do What You Please, But I'm Watching

Author
Hubert Benoit
575 words, 6K views, 7 comments

Image of the WeekHaz lo que quieras, pero estoy mirando
--por Hubert Benoit


Solo@ en un lugar tranquilo, muscularmente relajad@ (acostad@ o cómodamente sentad@), observo el surgimiento dentro de mí de imágenes mentales, permitiendo que mi imaginación produzca lo que quiera. Es como si le estuviera diciendo a mi mente creadora de imágenes: 'Haz lo que quieras; pero voy a observar cómo lo haces.

Mientras se mantenga esta actitud -o, más exactamente, esta relajación de cualquier tipo de actitud-, la imaginación no produce nada y su pantalla permanece en blanco, libre de todas las imágenes. Estoy entonces en un estado de pura atención voluntaria, sin ninguna imagen que la capture. No estoy prestando atención a nada en particular; Estoy prestando atención a cualquier cosa que pueda aparecer, pero que de hecho no aparece. Tan pronto como hay un debilitamiento de mi esfuerzo voluntario de pura atención, los pensamientos (imágenes) hacen su aparición. No me doy cuenta del hecho inmediatamente, porque mi atención está momentáneamente dormida; pero después de cierto tiempo percibo lo que ha sucedido. Descubro que he empezado a pensar en esto y aquello. En el momento en que hago este descubrimiento, le digo a mi imaginación: 'Así que quieres hablarme sobre eso. Adelante; Estoy escuchando.' Inmediatamente todo vuelve a detenerse y tomo conciencia de la detención. Al principio los momentos de pura atención son breves. (Poco a poco, sin embargo, tienden a alargarse.) Pero, aunque breves, no son meros instantes infinitesimales; poseen una cierta duración y continuidad.


La práctica perseverante del ejercicio construye gradualmente un automatismo mental que actúa como freno a los automatismos naturales de la imaginación. Este freno se crea consciente y voluntariamente; pero en la medida en que el hábito se ha construido, actúa automáticamente.


El principio del método liberador está ahora claro. El hombre triunfa sobre sus automatismos imaginativos, no enfrentándose a ellos, sino dejándoles conscientemente que jueguen libremente; su actitud hacia ellos es de neutralidad activa. Su triunfo final es el producto final de una lucha en la que su atención voluntaria no tiene por qué tomar parte. (Tal participación, puede agregarse, es incompatible con su naturaleza pura e imparcial.) El hombre gobierna dividiendo; negándose a tomar partido por cualquiera de sus fuerzas mentales, permite que se neutralicen entre sí. No le corresponde a la Razón Divina derribar la naturaleza, sino ponerse por encima de la naturaleza; y cuando logre tomar esta posición exaltada, la naturaleza se someterá alegremente.


Preguntas semilla para la reflexión: ¿Qué significa para ti negarte a tomar partido por alguna de tus fuerzas mentales? ¿Puedes compartir una historia personal de un momento en que ejerciste una actitud de neutralidad activa hacia tus propios 'automatismos imaginativos'? ¿Qué automatismo mental has desarrollado para ayudarte a frenar los automatismos naturales de la imaginación?


Traducido por Aldous Huxley de Vedanta and the West (marzo-abril de 1950)
 

Translated by Aldous Huxley from Vedanta and the West (March-April 1950)


Add Your Reflection

7 Past Reflections