Applying Realization to Relationships

Author
Adyashanti
499 words, 207K views, 17 comments

Image of the WeekINFUNDIR CONSCIENCIA A LAS RELACIONES

Muchos buscadores espirituales se han asomado brevemente a la experiencia de unidad absoluta de todo lo que existe, pero solo unos pocos tienen la capacidad o la voluntad de vivir en coherencia con tantos retos como implica tal descubrimiento. La comprensión de que somos uno, de que no existe el otro, equivale a tomar consciencia de la cualidad absolutamente impersonal de todo aquello que estimamos tan personal.

Poner en práctica este descubrimiento en el terreno de las relaciones personales es algo que la mayoría de los buscadores encuentra extremadamente difícil, y esta es la razón primera por la cual tantos de ellos nunca llegan a abrazar completamente la libertad inherente a nuestra Naturaleza Verdadera.

Nuestra consciencia de que somos Uno lleva consigo la comprensión de que ni el “yo”, ni el “otro” existen, lo cual significa que tampoco existen las relaciones personales. Poca gente está dispuesta a asumir los retos que acompañan a una revelación tan contundente, ya que reconocer la verdadera naturaleza impersonal de todo lo que estimamos como personal pone en tela de juicio cada aspecto del espejismo que consiste en pensar que poseemos una identidad separada. Esa consciencia hace tambalearse toda la estructura sobre la que se sostienen las relaciones personales, las cuales tienen su origen en las necesidades, los deseos y las expectativas. [...]

El reto se encuentra ahí, en permitir que tu percepción se abra, dejar que se expanda de tal manera que desaparezca tu identidad. Es entonces cuando te das cuenta de que ni existe el otro, ni nada en absoluto es “personal”. A diferencia de cómo el ego va a percibirla, esa consciencia es realmente donde nace el verdadero amor, aquel que carece de barreras o temores. En lo más íntimo del ego, un amor tan puro se hace insoportable. Cuando no existen límites de separación claros y tampoco hay nada que ganar, el ego bien pierde interés, o se enfada, o se asusta. En un amor donde el “otro” no es tal, no es posible escabullirse: no hay nadie a quien manipular, ni beneficio alguno que obtener. Es en la bella danza del Ser que llamamos amor donde todas las apariencias se funden.

Para el auténtico buscador no basta con tener una experiencia fugaz de esta consciencia. Si eres honesto, de ti saldrá el profundizar más allá de cualquier atisbo que tengas. Dentro de tu Ser encontrarás el valor para soltar lo conocido y sumergirte profundamente en el Desconocido centro de un misterio que no hace más que atraerte hacia sí mismo.

-- Adyashanti, en “La Esencia del Vínculo”


Add Your Reflection

17 Past Reflections