Beyond the Conflict of Inner Forces

Author
Cherokee Story
593 words, 389K views, 102 comments

Image of the WeekSuperando el conflicto entre Nuestras Fuerzas Internas

Un anciano de la tribu Cherokee instruye a su nieto sobre la vida:
“Dentro de mí se libra una batalla”, le decía al niño. “Se trata de una lucha terrible entre dos lobos. Uno es negro y malvado, y está lleno de ira, envidia, aflicción, arrepentimiento, codicia, arrogancia; siente lástima de sí mismo, culpa, rencor; es mentiroso, y bien tiene complejo de inferioridad, o un falso orgullo, sentimiento de superioridad y abultado ego”. Y seguía “El otro en cambio es blanco y bondadoso; es alegre, pacífico, amoroso, lleno de esperanza y serenidad; es humilde, amable, benévolo, empático, generoso, sincero, compasivo y leal. Esa misma batalla se libra dentro de ti y de cada uno de nosotros.” Después de cavilar durante un minuto, el nieto le pregunta al abuelo: “¿Y cuál de ellos vencerá?”

Puede que hayas oído que este relato acaba con que el anciano Cherokee simplemente contesta al nieto: “Gana el lobo al que tú alimentas.”

Sin embargo la respuesta del anciano Cherokee fue la siguiente: “Si alimentas a cada uno como corresponde, ambos ganan.” Y continúa hablando: “¿sabes? Si elijo alimentar únicamente al lobo blanco, el lobo negro se esconderá tras cualquier esquina hasta pillarme distraído o débil, y entonces se abalanzará sobre mí reclamando esa atención que ansía. El lobo negro siempre estará furioso y enfrentado al lobo blanco, pero si le presto atención, eso le hará feliz, y el lobo blanco también estará feliz, y ambos saldrán ganando. Y es que el lobo negro tiene muchas cualidades que yo a veces necesito, como son la tenacidad, la valentía, la audacia, la fuerza de voluntad, y una gran capacidad para el pensamiento estratégico. El lobo blanco carece de ellas, en cambio es compasivo, solícito, poderoso, y tiene la habilidad de reconocer lo que mejor funciona en beneficio de todos.

“Como ves, hijo, el lobo blanco necesita tener al lobo negro a su lado. Alimentar solo a uno haría que el hambre del otro los volviera incontrolables. Alimentarlos por igual hará que ambos te sirvan bien y que no hagan nada que no contribuya a un bien mayor, a algo bueno y en pro de la vida. Si alimentas y cuidas de ambos cesará la lucha interna para atraer tu atención. Y cuando no hay lucha interna das espacio a las voces de una sabiduría más profunda que te guiará para que elijas lo correcto en cada circunstancia. La paz, hijo mío, es la misión de vida de nuestro pueblo Cherokee. Un hombre o una mujer que gozan de paz interna lo tienen todo. En cambio un hombre o una mujer que libran una batalla en su interior carecen de todo.

La manera que eliges para que las fuerzas opuestas en tu interior interactúen determinará cómo será tu vida: puedes dejar que una muera de hambre, o guiar a las dos.”

Relato de tradición Cherokee


Add Your Reflection

102 Past Reflections