Sweeping My Heart

Author
Zenju Earthlyn Manuel
796 words, 8K views, 12 comments

Image of the WeekBarriendo mi corazón
--por Zenju Earthlyn Manuel

Para mí, una persona de piel oscura y descendiente de africanos, limpiar el templo como práctica zen me parecía inapropiado e incómodo cuando estaba al comienzo de mi formación. Cuando eres una mujer negra mayor y un hombre blanco joven te dice cómo fregar el suelo durante en el trabajo, la experiencia es similar a ser una criada o un recordatorio de la esclavitud. El trabajo ordinario del templo es el tipo de trabajo que a menudo se relega en este país a la gente de color y la gente pobre. Es un trabajo que implica un rango más bajo en la sociedad. [...]
Para aquellos que sufren de “ismos” internalizados como el racismo y el sexismo, ser humillados por la práctica espiritual va en contra de su tarea de buscar bienestar y curación de la deshumanización. En todo caso, buscan emerger del lugar de sumisión. Están buscando un lugar donde hablar en lugar de estar en silencio, para expresar el sufrimiento de todos los "ismos" que se representan mientras se barre el suelo del templo.
Aún así, me quedé con la práctica Zen, haciendo lo mundano, y años más tarde fregué los inodoros cuando era líder estudiantil, para, según dicen, permanecer humilde. Cuanto más me inclinaba, más fregaba. Con el tiempo, sentí a mis ancestros moviendo mi cuerpo, de un lado a otro. Me dijeron que este trabajo era bueno. Yo era escéptica.
Yo: ¿De verdad? No necesito esto.
Ancestr@s: “Exactamente. Crees que te has vuelto mejor que nosotros”.
Yo: “Fui al colegio porque dijisteis que la educación era lo mejor para l@s negr@s. Obtuve un doctorado. así que no necesito hacer lo que l@s negr@s siempre han hecho”.
Ancestr@s: “Tu orgullo no es bueno para nosotros. Su título no es bueno para nosotros. Necesitamos que tu corazón sea sanado. No dejes que el intelecto ocupe el lugar del amor. Debes amar más.”
Barrí más tiempo, respirando, escuchando, llorando. Esto es cierto, me digo a mí misma.
Yo: “Pero trabajé tan duro para no ser oprimida como vosotr@s. Trabajé por la justicia. Oré. comí bien. Hice buenas obras la mayor parte de mi vida”.
Ancestr@s: “Necesitamos más que eso de ti. No necesitamos que seas una buena budista, musulmana, cristiana, seguidora de orishas africanos, o lo que sea. Necesitamos que recuerdes el polvo del que viniste. Necesitamos que recuerdes un tiempo antes de que las cosas se volvieran locas, cuando vendían african@s como nosotr@s. Había algo antes. Todavía está oculto para ti. Encuéntralo. Sigue barriendo, no para limpiar, sino para ver y escuchar dónde está bloqueado tu corazón. Te hemos puesto en un lugar donde te molestarías lo suficiente como para cambiar”.

Hoy, cuando limpio el templo, sé que es la llamada de mis antepasad@s. Sé que el recuerdo dentro de mí de su existencia como esclav@s se está comprendiendo y transformando. Sé que la limpieza del templo es el movimiento que surge de la meditación sentada, no la historia que se repite.
Si tengo la suerte de que me ofrezcan la oportunidad de barrer, es un momento profundo para mi propio corazón: usar la escoba como un ritual que conecta esta vida y las vidas de aquell@s en mi pasado. No estoy replicando lo que mis ancestr@s hicieron como esclav@s. Al contrario, ell@s me han traído hasta este momento.


Preguntas semilla para la reflexión: ¿Cómo te relacionas con la noción de que la práctica de barrer se trata realmente de encontrar dónde está bloqueado el corazón? ¿Puedes compartir una historia personal de un momento en que fuiste más allá de tus logros y recordaste el polvo del que viniste? ¿Qué te ayuda a estar profundamente con tu corazón?

Zenju Earthlyn Manuel es autora, artista visual, baterista y sacerdotisa budista Zen.
 

Zenju Earthlyn Manuel is an author, visual artist, drummer, and Zen Buddhist priest. Excerpt above from this essay.


Add Your Reflection

12 Past Reflections