Meditation: A Process Of Retraining The Mind

Author
Bhante Gunaratna
742 words, 11K views, 7 comments

Image of the Week
Meditación: un proceso de volver a entrenar de la mente

--por Bhante Gunaratna

Suavemente, pero con firmeza, sin enfadarse o juzgarse por desviarse, simplemente regresa a la simple sensación física de la respiración. Luego hazlo de nuevo la próxima vez, y otra vez, y otra vez, y otra vez.

En algún lugar de este proceso, te encontrarás cara a cara con la repentina y sorprendente comprensión de que estás completamente loc@. Tu mente es un manicomio sobre ruedas chirriante y farfullador que desciende a toda velocidad por la colina, completamente fuera de control y sin esperanza. No hay problema. No estás más loc@ que ayer. Siempre ha sido así, y no te habías dado cuenta. [...] Así que no dejes que esta comprensión te inquiete. Es un hito en realidad, una señal de progreso real. El hecho mismo de que hayas mirado el problema directamente a los ojos significa que estás subiendo y saliendo de él.

En la observación sin palabras de la respiración, hay dos estados a evitar: pensar y hundirse. La mente pensante se manifiesta más claramente como el fenómeno de la mente de mono que acabamos de discutir. La mente que se hunde es casi lo contrario. Como término general, la mente que se hunde denota cualquier atenuación de la conciencia. en el mejor de los casos, es una especie de vacío mental en el que no hay pensamiento, no se observa la respiración, no te percatas nada. Es una brecha, un área mental gris sin forma, como un sueño sin sueños. La mente hundida es un vacío. Evítalo.

Cuando descubras que has caído en el estado de hundimiento de la mente, solo ten en cuenta el hecho y vuelve tu atención a la sensación de respiración. Observa la sensación táctil de la inhalación. Siente la sensación táctil de la exhalación. Inspira, espira y mira lo que sucede.

No te pongas objetivos demasiado difíciles de alcanzar. Sé amable contigo mism@. Estás tratando de seguir tu propia respiración continuamente y sin descanso. Eso suena bastante fácil, por lo que tenderás al principio a esforzarte en ser escrupulos@ y exigente. Esto no es realista. En vez de eso, tómate el tiempo en unidades pequeñas. Al comienzo de una inhalación, toma la decisión de seguir la respiración solo durante el período de esa inhalación. Incluso esto no es tan fácil, pero al menos se puede hacer. Luego, al comienzo de la exhalación, decide seguir la respiración solo durante esa exhalación, hasta el final. Aún así fallarás repetidamente, pero sigue así.

Cada vez que tropieces, comienza de nuevo. Toma una respiración cada vez. […]
Esta meditación es un proceso de volver a entrenar la mente. El estado al que quieres llegar es uno en el que eres totalmente consciente de todo lo que está sucediendo en tu propio universo perceptivo, exactamente de la forma en que sucede, exactamente cuando está sucediendo; conciencia total e ininterrumpida en el tiempo presente. Este es un objetivo increíblemente alto, y no se puede alcanzar de una vez. Se necesita práctica, así que comencemos con algo pequeño.


Preguntas semilla para la reflexión: ¿Cómo te relacionas con la noción de que nuestra mente es un "manicomio chirriante y chillón"? ¿Puedes compartir una historia personal de alguna vez en la que pudiste ir más allá de pensar y hundirte, y llegar a una conciencia total? ¿Qué te ayuda a profundizar tu conciencia?

Extraído de este artículo de Bhante Gunaratna.
 

Excerpted from this article by Bhante Gunaratna. 


Add Your Reflection

7 Past Reflections