Spiritual Life Begins Within The Heart

Author
Joan Chittister
701 words, 12K views, 9 comments

Image of the WeekLa vida espiritual comienza en el corazón
--por Joan Chittister
La verdad es que pasamos nuestras vidas en la centrifugadora de la paradoja. Lo que parece ciertamente verdadero por un lado, parece igual de falso por otro. La vida está hecha de incongruencias: la vida termina en muerte; Lo que nos trae alegría seguramente nos traerá una cantidad igual y equivalente de dolor; la perfección es un concepto muy imperfecto; Las fidelidades de todo tipo prometen apoyo, pero también a menudo terminan.

¿Cómo podemos justificar estas cosas? ¿Cómo podemos lidiar con ellas? ¿Cómo podemos encontrar tanto consuelo en ellas como confusión? Estas son las preguntas que no desaparecerán, pero a las que los gigantes espirituales de todas las edades sabían que debemos de enfrentarnos si alguna vez nos elevamos por encima de la inquietud que nos provocan. Hay un punto en la vida en el que sus paradojas no solo deben considerarse, sino que deben dejarse reposar.

La gran verdad de la espiritualidad monástica temprana, por ejemplo, reside en la conciencia de que solo cuando la vida se vive en el aura de lo trascendente, en el descubrimiento del Espíritu que se nos presenta en los lugares comunes de la vida, donde se encuentran las paradojas, podemos, posiblemente vivir la vida en toda su plenitud, la vida que cae a plomo hasta sus profundidades. [...]

Para la persona promedio cuya vida es ilustrativa sobre todo por su carácter ordinario, por ejemplo, para personas como tú y como yo, lo que sucede dentro de nosotros es lo que importa para la vida sana y la espiritualidad real.

Claramente, la vida espiritual comienza dentro del corazón de una persona. Y cuando las tormentas internas retrocedan, el mundo que nos rodea se detendrá y estabilizará también. O para decirlo de otra manera, fue la codicia lo que hizo quebrar a Wall Street, no la falta de algoritmos financieros. Lo que sea que albergamos en el alma a lo largo de las noches de nuestra vida es lo que viviremos durante las horas del día.

Esta concentración centrada en la esencia y el propósito de la vida, junto con un enfoque en la calma interior y la compostura, hace que la vida se viva con luz blanca y calor profundo en el centro mismo del alma. Centrarnos en los espíritus dentro de nosotr@s, en lugar de estar obsesionad@s con las vicisitudes y las pequeñas imperfecciones de la vida, le da al alma su estabilidad, independientemente de los tipos o grados de turbulencia que haya a su alrededor. [...]

Son las paradojas de nuestros tiempos las que merodean dentro de nosotros, que nos confunden, minan nuestra energía y, al final, desafían nuestra fuerza por la cotidianeidad de la vida. Nos llaman a profundizar en nosotros mismos. Nos obligan a ver la vida detrás de la vida. Enfrentando las paradojas de la vida que nos rodea y en nosotros, contemplando el significado que tienen para nosotr@s mism@s, con el tiempo y finalmente, nos llevan a dar espacio al trabajo del Espíritu en nuestras propias vidas.

Preguntas semilla para la reflexión: ¿Qué piensas de la noción de que la vida espiritual comienza dentro de nuestro corazón? ¿Puedes compartir la experiencia de un momento en el que te centraste en el espíritu que hay dentro de ti en lugar de en las vicisitudes de la vida? ¿Qué te ayuda a enfrentar la paradoja de la vida que te rodea?

La hermana Joan Chittister ha sido monja desde su adolescencia, es defensora de la justicia y es autora de más de 50 libros. Extraído de su libro Entre la oscuridad y la luz del día.
 

Sister Joan Chittister has been a nun since her teen years, is an advocate for justice, and authored more than 50 books. Excerpted from her book Between the Dark and the Daylight.


Add Your Reflection

9 Past Reflections