Touching the Earth

Author
Tracy Cochran
612 words, 21K views, 7 comments

Image of the WeekTocando la Tierra
--por Tracy Cochran

En el gran mito del viaje de Buda, llega un punto en el que está completamente sobrepasado. Cuando se sienta a meditar bajo el árbol Bodhi, el demonio Mara le envía tentaciones para distraerlo de su deseo de llegar a su esencia más profunda. Mara le muestra imágenes del Buda como un gran líder, con un gran éxito en los negocios y montañas de dinero, rodeado de mujeres hermosas. Le muestra al Buda que puede hacer de India un gran país de nuevo si renuncia a la búsqueda de su despertar, y se levanta y hace algo. El Buda no se mueve.

Cuando la tentación no funciona, Mara prueba con el miedo, evocando visiones de ejércitos terribles aullando por su sangre. Esos ejércitos son externos y también internos, legiones de ansiedades y miedos. Pero el Buda no se retrae. Despacio, extendió un brazo y tocó la tierra. La explicación clásica dice que le está pidiendo a la tierra misma que de testimonio de sus esfuerzos a lo largo de la vida. No su brillo cegador o su talento único, eso si, su esfuerzo, su perseverancia, su disposición a exponerse sin importar a qué. Su disposición a fracasar y fracasar una y otra vez. “ Siempre que lo intenta fracasa,” escribe Beckett. “No importa. Lo intenta otra vez. Fracasa otra vez. Fracasa mejor.” El Buda entendió lo que el autor Cristiano G.K. Chesterton quiso decir cuando escribió, “Todo lo que merece la pena hacerse, merece la pena hacerse mal.”

Tocar la Tierra simboliza la humildad, bajando de nuestros pensamientos, de la atareada colmena del ego, para unirnos al resto de la vida. La palabra Latina ‘humus’, la tierra rica y viva, está relacionada con la palabra humildad. Cuando vienen las dificultades, crean un claro en el adormecido trance del hábito. Recordamos que lo que realmente importa no es la lista de preocupaciones y deseos sobre los que pasamos tanto tiempo pensando a lo largo del día. Lo que importa es mucho más esencial. Estar vivo, por ejemplo. Participar en la vida, tener la oportunidad de dar y recibir de las formas más elementales, disfrutando de la belleza del mundo y devolviendo donde podemos.

En los momentos en los que la tierra cede bajo nuestros pies, es bueno recordar el poder de tocar la tierra, bajando de nuestros pensamientos y miedos a una consciencia del momento presente. Cuando las palabras fallan, a veces podemos descubrir una nueva voz y un nuevo tipo de determinación. Podemos crecer enraizados, como árboles.

Tracy Cochran es la directora editorial de la revista Parabola. Ha practicado la meditación durante décadas, es profesora en el “ New York Insight Meditation Center” y es la fundadora de “ Tarrytown Insight”, un grupo de meditación semanal en Westchester, New York. La lectura de arriba fue sacada de su blog sobre la determinación.



Preguntas semilla para la reflexión: ¿Qué significa tocar la tierra para ti? ¿Puedes compartir una historia personal de alguna vez que experimentases lo que es tocar la tierra? ¿Qué te ayuda a recordar estar arraigad@ cuando el suelo cede bajo tus pies?
 

Tracy Cochran is editorial director of Parabola magazine. She has practiced meditation for decades,  and is a teacher at the New York Insight Meditation Center and the founder of Tarrytown Insight, a weekly meditation group in Westchester, New York. The reading above was excerpted from her blog on determination.


Add Your Reflection

7 Past Reflections