Moved by Love

Author
Sri M
548 words, 16K views, 26 comments

Image of the WeekMovido Por Amor
--por Sri M

En los Himalayas, vivía un infame bandido llamado Sultana, que robaba a las caravanas de los peregrinos ricos y saqueaba los monasterios con muchos recursos. Se decía que la mera mención de Sultana, hacía temblar de miedo a los hombres fianciermente ricos. Su única técnica era que robaba a plena luz del día después de que les habia avisado que los iba a atacar.

Al parecer, una vez envió una carta a Baba Kalikambliwala que era el director de un monasterio llamado Swarg Ashram, en donde le decía que iba a descender sobre el la comunidad con su pandilla y que iban a saquear su tesoro a una hora determinada. Todos los miembros del monasterio tenían mucho miedo. Todos menos el Baba. Hizo un elaborado almuerzo para Sultana y su pandilla y lo esperó en la entrada de su cobertizo.

El bandido llegó con una pandilla de seis, todos armados con espadas y cañones. Cuando bajó de su caballo, Baba Kalikambliwala fue hacia él y le dio la bienvenida. Lo invitó a él y a su pandilla a sentarse en la entrada, a beber agua y a relajarse.

Luego le entregó las llaves del tesoro y le dijo: "Puedes tomar lo que quieras, pero no quiero violencia y ni derramamiento de sangre. Si se te dan ganas de matar a alguien, perdona a todos y, en lugar, mátame a mí. La vida y la muerte son lo mismo para mí. El jefe de la policía de esta región es un miembro de nuestra comunidad monástica, yo pude haber buscado su ayuda, pero entonces hubieras habido violencia y se habrían perdido vidas. No quiero nada de eso."

"Después de que hayas tomado todo lo que quieras del tesoro, no te vayas inmediatamente, que he organizado un banquete para ti. Tú y tus amigos deben disfrutar del almuerzo, descansar un rato si están cansados y luego si quieren, ya pueden continuar con su camino. No tengo ninguna animosidad en contra tuya o en contra de cualquier otra criatura viviente. Ahora, anda y haz lo que sientas que es lo mejor."

Se dice que, el bandido (que nunca había encontrado a un hombre así), se inclinó en reverencia, pidió disculpas y en lugar de saquear el tesoro, aportó una pequeña cantidad de monedas de oro y se fue, después de agradecer profusamente al director por el suntuoso almuerzo.


Preguntas para reflexionar: ¿Cómo te entiendes esta historia de responder a intenciones violentas con amor? ¿Puede compartir una experiencia personal en la que hayas visto que la violencia se desvaneciera frente al amor? ¿Qué te ayuda a permanecer enraizado en el amor ante la violencia?

Pasaje extraido del libro Aprendiz de un maestro de los Himalayas. por Sri M.
 

Excerpted from Apprenticed to a Himalayan Master by Sri M.


Add Your Reflection

26 Past Reflections